INICIO » , » China: grandes retos, grandes oportunidades

China: grandes retos, grandes oportunidades

martes, 31 de marzo de 2015

Según expertos de la FAO, el 43% del consumo mundial de frutas y hortalizas procederá exclusivamente del mercado chino en el 2050. Una predicción que respalda el imparable crecimiento que están experimentando las importaciones hortofrutícolas por parte del gigante asiático. Sin duda, China ofrece amplias oportunidades para la exportación y, sin embargo, también genera numerosas incertidumbres. Y es que,¿cómo pueden las empresas españolas y latinoamericanas triunfar en un mercado tan competitivo y lejano?

Tradicionalmente, gran exportador de fruta y hortaliza, China se está convirtiendo con paso firme en importador de estos productos. Según datos del International Trade Centre, las importaciones hortofrutícolas chinas crecieron un 26% entre 2009 y 2014, experimentando frutas exóticas y uvas  los mayores incrementos. De este modo, el mercado chino hortofrutícola de importación alcanza ya un valor de más de 4 billones de dólares, algo nada desdeñable para cualquier empresa del sector con ambiciones exportadoras.

El desarrollo de la clase media china, la implementación de políticas de libre comercio y los enormes avances en la logística del frío han hecho posible esta tendencia que responde a la creciente demanda de frutas y hortalizas por parte de los consumidores chinos. Y es que, según recientes estudios, los patrones de consumo están cambiando a gran velocidad hacia una mayor demanda de productos saludables, entre los que se incluyen frutas y hortalizas. Según el USDA, el 83% de los chinos de clase media están dispuestos a pagar más por productos seguros y de calidad, lo que representa una excelente oportunidad para los productos hortofrutícolas premium de importación.

Además, gracias a los esfuerzos de los distintos gobiernos encaminados a la firma de acuerdos que permitan el acceso, los orígenes de los productos importados cada vez son más diversos. Este es el caso de las cerezas, la fruta estrella durante las celebraciones del año lunar chino y símbolo de la buena suerte por su color rojo rubí. Si hace unos años las cerezas de importación procedían casi exclusivamente de Australia y Nueva Zelanda, países que cuentan con la ventaja de la proximidad geográfica, hoy en día las cerezas chilenas encabezan con un aplastante 83% las importaciones chinas de esta fruta, algo posible gracias a la firma del acuerdo gubernamental en 2005.

Según publicó en su cuenta de Twitter Rafael Sabat, subdirector internacional de Prochile, la cifra es espectacular: “Chile le vendió a China 487 millones de dólares estadounidenses en cerezas”, prácticamente duplicando así los envíos que se realizaron en el año 2013, los cuales rondaron los 249 millones de dólares. Y todo ello, en un año que, como precisó Cristian Tagle, presidente del Comité de Cerezas de ASOEX, se presentaba incierto: “Esta ha sido una temporada bastante desafiante por el gran volumen de cerezas, y las condiciones meteorológicas que se presentaron durante la campaña, que nos hizo como industria poner bastante atención al cuidado de la calidad tras las lluvias para poder garantizar un producto consistente en destino”. 


Más recientes en el mercado chino son las frutas silvestres mexicanas, que lograron acceso en enero de este mismo año, gracias a un gran esfuerzo gubernamental, empresarial y logístico. Tras la negociación y firma del protocolo, y gracias al constante asesoramiento de los técnicos del AQSIQ (organismo chino para la inspección de la seguridad y calidad de las importaciones), las primeras moras y frambuesas mexicanas llegaron al puerto de Shanghai hace varias semanas y ya se están vendiendo con éxito en los mercados del país asiático, algo que califican como un gran logro en el sector.

De este modo, y según declaraciones de Mario Andrade Cárdenas, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries de México (Aneberries), a medios especializados mexicanos, “el envío de los primeros contenedores a China demuestra que las cosas pueden hacerse bien cuando se aúnan los esfuerzos entre los sectores público y privado”. Ahora es el momento de asumir nuevos retos, según precisó Jenny Fang, vice directora del mercado mayorista de fruta y hortaliza de Huizhan en Shanghai,  “las frutas silvestres tienen una vida muy corta en el lineal, por lo que será necesario llevar a cabo promociones en el punto de venta que incrementen la notoriedad de estos productos entre los consumidores chinos”.

Tras la estela de estos éxitos y con gran ilusión por conquistar nuevas metas, desde Upefruy, Unión de Productores y Exportadores de Frutas de Uruguay, también apuntan a China como destino prioritario. Según declaraciones de Marta Betancur, Gerente General de Upefruy “China es un mercado muy interesante para nuestras frutas. En este sentido, las frutas cítricas, como naranjas, mandarinas, limones y arándanos, son nuestros principales productos. La principal limitante es el acceso a los mercados, de acuerdo a los protocolos sanitarios que debemos cumplir. Sin embargo, estamos encaminados al acceso y tenemos buenas relaciones entre las autoridades para poder acelerar el proceso”. 

En este contexto, ASIA FRUIT LOGISTICA, la gran cita del sector en Asia, se constituye como excelente trampolín para acceder a las oportunidades que plantea China, un mercado que debería ser el más importante del sudeste asiático y que por diferentes motivos, algunas empresas y países, aún no han podido consolidar.

Fuente: fruitlogistica.somosmint.com

Compartir