INICIO » » 7 inventos famosos que surgieron por casualidad

7 inventos famosos que surgieron por casualidad

miércoles, 15 de abril de 2015

Muchos de los inventos que conocemos hoy día nacieron de la necesidad. Pero otros surgieron, simplemente, de casualidad. ¿Quieres saber cuáles son? La web Soy Entrepreneur nos los muestra: 

1. Penicilina. Sir Alexander Fleming, científico.


Fleming estaba buscando una “droga mágica” que pudiera curar enfermedades. Sin embargo, hasta que Fleming desechó sus experimentos, encontró lo que estaba buscando.
Un día en 1928, Fleming se dio cuenta que una placa de Petri contaminada que había tirado, contenía moho que estaba disolviendo toda la bacteria alrededor de él. Se dio cuenta que éste contenía un poderoso antibiótico -penicilina- utilizado para tratar dolencias que van desde la sífilis a la amigdalitis. Gracias a este invento y otros antibióticos, la tasa de mortalidad debido a enfermedades infecciosas es ahora mucho menor de lo que era en 1900.

 2. Coca-Cola. John Pemberton, farmacéutico.


Viviendo en Atlanta en 1880, Pemberton vendió un jarabe hecho de vino y extracto de coca bajo el nombre de “Vino francés de coca de Pemberton”, el cual se usaba como una cura para dolores de cabeza y desórdenes nerviosos.
En 1885, Atlanta prohibió la venta de alcohol, así que Pemberton creó una versión basada puramente en la coca del jarabe mezclada con agua carbonatada y bebida como refresco. El resultado fue una gaseosa perfecta para la era de la templanza, un “tónico cerebral” llamado Coca Cola. 

3. El marcapasos. John Hopps, ingeniero eléctrico.


En 1951 Hoops dirigía una investigación sobre la hipotermia y trató de usar la calefacción de frecuencia de radio para restaurar la temperatura corporal. En ese experimento hizo como si el corazón se parase por el enfriamiento y se dio cuenta de que podía volver a latir con estimulación artificial.

4. Microondas. Percy Spencer, ingeniero de Raytheon Corporation.


En 1946 Spencer conducía una investigación relacionada con el radar con un tubo vacío.
Mientras experimentaba con el tubo, un dulce en el bolsillo de Spencer se comenzó a derretir. Teniendo ya un total de 120 patentes, Spencer tomó algunas palomitas sin hacer y las sostuvo junto al aparato. Después de que comenzaron a hacerse, Spencer sabía que tenía en sus manos un aparato revolucionario y un facilitador para los cocineros perezosos en todas partes.

5. Sacarina. Constantine Fahlberg, investigador en la Universidad de Johns Hopkins.


Al llegar a casa después de un duro día de trabajo, Fahlberg se dio cuenta que los panecillos de su esposa estaban más dulces de lo usual. El ingrediente secreto: el químico, que eventualmente sería conocido como sacarina, había estado en sus manos después de su trabajo en el laboratorio. El investigador inmediatamente pidió la patente y elaboró su producto.

6. Post-its. Spencer Silver and Art Fry, investigadores en los laboratorios de 3M.


En 1968, Silver hizo un adhesivo de “baja adherencia” en 3M pero no podía encontrarle un uso. El adhesivo de Silver era increíble por el simple hecho de que podías pegar algo ligero a éste, como un pedazo de papel, y podías retirarlo sin la necesidad de dañar la superficie.  Además, el adhesivo podía ser usado una y otra vez. Intentó encontrar un uso para el producto durante años sin éxito.Después de un tiempo, su colega, Fry, se frustró cuando no pudo encontrar maneras de pegar papel en su libro. Y así es como la idea de los post-its nació, pero no fue sino hasta 1980 que lo lanzaron a nivel nacional.

7. Cereal. John and Will Kellogg, hermanos y empresarios de desayuno.


Los hermanos intentaban hervir granos para hacer granola. En 1898, accidentalmente dejaron una taza de granos cocidos en la estufa por varios días. La mezcla se volvió mohosa, pero el producto que emergió estaba seco y grueso. Después de algunos experimentos, se deshicieron del moho y crearon el cereal.

Fuente: www.forbes.es



Compartir