INICIO » , » Una tapa inteligente capaz de medir el estado organoleptico de bebidas

Una tapa inteligente capaz de medir el estado organoleptico de bebidas

martes, 28 de julio de 2015


La innovación constituye sin duda alguna uno de los motores indispensables del sector alimentación y bebidas, y esa innovación no sólo está referida a los sabores, texturas o mantenimiento de las propiedades organolépticas del producto por más tiempo, sino que también se orienta al packaging, a su versatilidad y, en definitiva, a su capacidad para resolver las nuevas necesidades del consumidor.

En este sentido, la última invención que posiblemente revolucione el sector llega de la mano de un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley (California) que, en colaboración con la National Chiao Tung de Taiwán, han dado vida a un tapón para botellas muy especial que indica al consumidor si el contenido del envase está o no en buen estado. Este innovador tapón inteligente, que ha sido creado a partir de la tecnología en impresión 3D, podrá ser utilizado en envases que contengan todo tipo de líquidos, como leches o zumos.

Tapón mágico

Los ingenieros de las mencionadas instituciones docentes han trabajado el proyecto con una impresora en 3D, pero para que este tapón alerte al consumidor de que la leche o el zumo que contiene está en mal estado ha hecho falta algo más que esta tecnología; este tapón inteligente está conformado por una serie de sensores y circuitos que, de manera inalámbrica, son capaces de concretar e informar al usuario de si el contenido de la botella está en mal estado o si se puede consumir.

Esta capacidad para concretar el estado organoléptico del producto viene dada por el envío de señales eléctricas por parte del tapón cuando hay presencia de bacterias en el líquido. Así, el consumidor sólo tendrá que poner boca abajo la botella con el fin de que el líquido en cuestión entre en contacto con el tapón inteligente. Al producirse este contacto, el tapón recibiría la información que necesita y la transformaría en señales eléctricas que serían interpretadas por el usuario en tiempo real y de manera inalámbrica.

El packaging inteligente

Esta innovación no sólo tendría una utilidad en el hogar una vez abierto el producto, sino que también sería útil en los propios lineales de las superficies de gran distribución; tal y como aparece publicado en Nature, se podría implementar incluso una aplicación para teléfonos móviles que permita averiguar al comprador potencial si la botella está en buen estado o no.

Por el momento sólo se trata de un trabajo de investigación, pero es muy probable que este tipo de tecnologías comiencen a abrirse paso en el sector de alimentación y bebidas: todo apunta a la presencia futura de packaging inteligentes en los lineales de los supermercados.

Fuente: www.marketing4food.com
Compartir