INICIO » » Residuos del corcho para generar electricidad y tratar aguas residuales del sector del vino

Residuos del corcho para generar electricidad y tratar aguas residuales del sector del vino

lunes, 14 de diciembre de 2015

Aprovechar los residuos de la industria del corcho para el tratamiento de aguas residuales del sector del vino y como combustible para generar electricidad. Estos son los dos objetivos de Ecorkwaste, proyecto aprobado dentro de la última convocatoria del programa LIFE y liderado por la Universitat Politècnica de Catalunya. Uno de los socios participantes, el centro tecnológico Eurecat-CTM de Cataluña, ha dado a conocer algunos pormenores de la iniciativa.


El principal objetivo de Ecorkwaste es “demostrar la eficacia de un humedal artificial relleno con gránulos de corcho como sistema de tratamiento de aguas residuales de la industria del vino”. Desde Eurecat-CTM precisan que “el corcho se utilizará como material adsorbente de contaminantes orgánicos, que son difícilmente eliminables con los sistemas de tratamiento convencionales, y permitirá mejorar la calidad de los efluentes residuales de las bodegas”.

El segundo objetivo a alcanzar es el aprovechamiento de los residuos de corcho como combustible en un proceso térmico de gasificación para generar electricidad. “En este caso, aparte de reducir la producción de residuos, se generará una fuente de energía térmica limpia con potencial para ser utilizada en el seno de la misma industria del corcho”, argumentan en Eurecat-CTM.

Educación ambiental y dos plantas pilotos

Ecorkwaste cuenta también con un componente importante de educación ambiental para fomentar la conciencia social del impacto sobre el medio que tiene la generación de residuos y de los beneficios de su valorización. Para lograrlo se activará la participación social y de los agentes implicados, y se favorecerá “la aceptación de la estrategia de valorización desarrollada y su implementación en otras bodegas u otros sectores industriales”.

Desde Eurecat-CTM añaden que en el transcurso del proyecto, que tendrá una duración de tres años, se diseñarán, construirán y operarán dos instalaciones pilotos experimentales: “un humedal artificial en las instalaciones de la firma Codorniu y una planta de gasificación en Eurecat-CTM, en Manresa (Barcelona)”. “Finalmente se determinará la ganancia ambiental y social fruto de las soluciones desarrolladas”, concluyen.

Ecorkwaste fue aprobado en la última convocatoria del programa LIFE, financiado por la Comisión Europea, en el que destaca la presencia de varios proyectos asociados al biogás. Está liderado por la Universitat Politècnica de Catalunya y participan, además de Eurecat-CTM, la empresa TYPSA (Técnica y Proyectos SA), el Institut Català del Suro y el Clúster Vitivinícola Català (Innovi). Cuenta con un presupuesto cercano a los dos millones de euros.

Fuente: www.energias-renovables.com
Compartir